Masstige, o el lujo asequible

junio 26, 2017


El término masstige lo conocí por primera vez en aqueeeella entrevista que tuvimos con Samuel Salazar, a pesar de que es un concepto que data aproximadamente de 15 años atrás. Es una palabra compuesta por massive y prestige, dando la idea de una categoría intermedia entre el low cost y la exclusividad. Se definen como productos y servicios masificables para la clase media, a precios altos pero no prohibitivos.

Las marcas de lujo tienen altos márgenes de ganancia en ventas pero poca rotación, por eso ofrecen productos como perfumes, dirigidos a la clase media, lo que les ayuda a aumentar el número de ventas, pero lógicamente con un margen menor de ganancias. Se dice que las marcas de difusión y puente de las grandes casas de moda son las que financian las dos colecciones principales del diseñador. También se calcula que solo 2.000 personas en el mundo pueden acceder financieramente a las marcas de alta costura, por lo que el masstige puede hacer asequibles los productos de cierto lujo para una gran parte de la población. Puedes revisar mi artículo sobre la democratización de la moda, que se relaciona mucho.

Las marcas masstige tienen un origen totalmente aspiracional, pues la clase media cree obtener cierto status comprando estas extensiones de línea para llenar sus ansias de querer pertenecer. El componente psicológico es muy fuerte, pues las personas comienzan a juzgarse a sí y a otros de acuerdo a los bienes materiales que han acumulado en la vida y pretenden tener prestigio, aunque esto les haya hecho endeudarse o desestabilizar su presupuesto. Las marcas masstige hacen uso de la publicidad para crear todo un estilo de vida a su alrededor, haciéndole creer al consumidor que sus productos gozan de exclusividad, cuando no es más que parte del show.

Más allá del componente frívolo que este concepto tiene como trasfondo, las marcas masstige pueden ser una forma acertada de comprar menos, reduciendo el consumismo, a cambio de adquirir calidad, lo cual es sumamente importante para evitar generar más desechos, y perfectamente coherente. Muchas veces los productos low cost no son los más duraderos, precisamente porque carecen de ciertos controles, y por el solo hecho de que es una inversión superior a la que las personas pueden permitirse corrientemente, esto les obligará a hacer una compra consciente, evaluando muy bien la pieza.

Pero, ¿qué sucede con las marcas masstige en Venezuela? Con nuestra distorsionada economía, las fronteras entre el lujo y lo masivo se han desdibujado, ya en mi primer artículo les hablaba sobre este fenómeno. Entonces lo dejo a tu criterio, ¿cuáles marcas consideras que puedan ser masstige en Venezuela?

Jessymar Daneau Tovar (@LeTroupeBlog)

El Look
Camisa: Zara
Jean: Amazon
Botas: Bershka
Labial: Kleancolor (Tiendas Nylon)








You Might Also Like

0 comentarios