Samuel Salazar, una entrevista

junio 25, 2015

El día de esta entrevista conocí Madame Blac. A Samuel ya lo había visto antes, cuando fue ponente en Industrias Creativas Moda y me di cuenta de que tiene una visión muy clara del status actual de la moda en Venezuela; encontré muchas afinidades entre el contenido que maneja y el mensaje que quiero comunicar en Le Troupè, por lo que no dudé en contactarlo para una entrevista, que después se convirtió en tertulia.

Samuel es internacionalista y su pasión está en las asesorías para emprendedores, fue precisamente su trabajo junto a diseñadores emergentes lo que le dio los conocimientos en la teoría de la moda, además de su inquietud natural ante este tema. 

Agradezco su disposición y toda la información que les reproduzco a continuación.

1. Mencionaste la importancia de la sostenibilidad para las marcas emergentes ¿Por qué lo consideras así? ¿Conoces algunas marcas venezolanas comprometidas con la sostenibilidad?

Primero tenemos que diferenciar los términos ecología, responsabilidad social y sostenibilidad. Ecología es todo lo referente al cuidado ambiental, la responsabilidad social atiende a un sector específico, mientras la sostenibilidad toma en cuenta todos los factores en el proceso de creación, desde el material hasta quién pone la mano de obra. 

Si no eres sostenible, fracasas. Si no tienes cómo controlar tu línea de producción, fracasarás, no puedes asegurar la calidad de tu producto final. Esto, sumado a que eres más débil, cualquiera podría hacer una campaña de descrédito y toda tu marca se vendría abajo.

Entre las marcas venezolanas, me atrevería a decir que Project Jungle Chick, Ushuva, Yenny Bastida, Constanza Oquendo y probablemente Manoa. 

2. Citaste [a Carlos Flores León-Márquez] que existe mucha pretensión alrededor del prêt-à-porter y la alta costura ¿Lo consideras así? ¿Por qué? 

Efectivamente, el precio de una pieza prêt-à-porter debe ser diez veces el de una pieza de gama media. El precio en este caso es un indicador del grado de exclusividad, pero también influyen dos factores más, que son la calidad y la creatividad. Alta calidad, excelentes materiales, exclusividad en el número de piezas elaboradas, creatividad de alto nivel; las piezas prêt-à-porter no son de uso diario.

En cuanto a la alta costura, existe una discusión entre si es solo lo que en París consideran como alta costura, o lo es también cuando se emplean las técnicas de la alta costura. Yo pienso que no debería de limitarse solo a quienes han pagado para que los certifiquen en París. [Oscar Carvallo sería el único venezolano certificado en París como alta costura.]

3. Aconsejaste que los emprendedores le coloquen precio a su trabajo, y a la vez diseñar para otros nichos ¿cómo afrontar esta paradoja?

El diseñador tiende a tener mucho ego, quiere pasar de ser un estudiante a un gran diseñador. Existen muchas opciones: puede aliarse con otro diseñador y crear una marca conjunta, buscar un inversor, buscar el modelo de negocio que le resulte más beneficioso, jugar con el margen de ganancias, estudiar la factibilidad (si puede hacer la pieza, ¿a quién la puede vender?). Puede producir muchas piezas y venderlas a menor precio, o tener una producción exclusiva a mayor precio. También debemos de recordar que por la Ley de Costos, el tope de ganancias es de 30%.

Puedes comenzar con un target alto y luego crear marcas subordinadas, tal como han hecho las grandes marcas. La tendencia es a abarcar segmentos más accesibles, hacia abajo de la pirámide. [ver fig. 1]

Otra opción es ejecutar tareas previas antes de comenzar, como por ejemplo, crear una estructura, todo es cuestión de tener creatividad y humildad.

fig. 1 Mapa de la moda. Samuel Salazar

fig. 2 Mapa de la moda en Venezuela. Samuel Salazar

4. A tu juicio, ¿las marcas venezolanas le "temen" a diseñar para las masas? ¿Por qué apuntar siempre a la exclusividad?

No creo que sea temor, solo que la exclusividad es la forma más rápida de llegar a la ganancia. Es lo más rápido y lo más sencillo, invertir para ganar rápido está muy arraigado en la cultura venezolana.

El entorno actual impone muchas dificultades para la producción masiva: primero porque significa hacer más piezas con un menor margen de ganancias, para arrancar se requiere inyectar más dinero, y para producir en masa necesitas más mano de obra, que hoy en día es escasa y difícil de encontrar.

También entra en juego el tema ego, entonces debes de preguntarte si diseñas para tu ego, o diseñas para tu empresa.

5. En el contexto actual ¿podría una marca venezolana ser popular, accesible, sin resultar "ordinaria", "niche" o "chabacana"?

Sí, pero necesitas un gran esfuerzo comunicacional. La gente en Venezuela quiere ser, con toda la realidad nefasta que estamos viviendo hay quienes desean superarse, desafortunadamente las clases bajas son nichos desatendidos, muchos no pueden vestirse mejor solo porque no consiguen otra cosa en el mercado.

Una opción puede ser el masstige, es una forma de llegar a las masas sin ser niche, esto va a depender en primer lugar de la persona que sea imagen de la marca, y luego de las características del producto. Un excelente ejemplo de masstige en Venezuela es la línea de perfumes de Daniela Kosán, cuenta con la buena imagen de Daniela y el empaque del producto está muy bien cuidado. A nivel mundial, un buen ejemplo de masstige es Victoria's Secret.

Otro ejemplo interesante fue el lanzamiendo de Bonage Jeans, contaron con una buena imagen y hoy en día se venden en mercados como El Cementerio y la publicidad está en zonas como La Hoyada. 

Si desean ahondar un poco más en el tema, les dejo el link a este artículo que escribió en su blog pensandoaldircomglobal.com 
Pueden seguirlo en Twitter como @SamSM85 

Jessymar Daneau Tovar (@LeTroupeBlog)




You Might Also Like

0 comentarios