Cómo llevar moda sostenible

mayo 06, 2015

Moda y ecológico parecen términos antagónicos, sobre todo porque a la moda la hemos encasillado en tendencias que cambian cada seis meses, en el consumismo desmedido, comprar, comprar y comprar, la cultura del usar y botar potenciada por la obsolescencia programada que rige todo lo material en nuestra vida. Pero esto no es del todo cierto.

Existe una filosofía de moda sostenible, conocida como ecofashion, que busca crear un sistema que indefinidamente pueda apoyarse en el ambientalismo y la responsabilidad social. 

Para escribir este artículo estuve investigando muy someramente sobre el ecofashion y me topé con este blog http://www.sogoodsocute.com/ con valiosa información e ideas para llevar moda éticamente responsable.También encontré iniciativas como el Fashion Revolution Day celebrado el pasado 24 de abril, en donde se pide la reinvindicación de los derechos a los trabajadores de la industria textil, y este otro blog http://www.ecofashiondesign.com/ aunque no ha sido actualizado en el último año. 


Otro aspecto destacable son aquellas marcas que se comprometen a utilizar materiales amigables con el ambiente y que han cuidado al máximo los recursos en el proceso de producción, para así reducir el impacto ambiental que toda la actividad humana genera. Aparte de estas grandes acciones en pro del planeta, existen otras que podemos hacer individualmente y que van a terminar sumando positivos a la movida eco.

Adicionalmente, existen otras razones por las que pienso que la moda no implica por obligación consumismo exacerbado. Por ejemplo, dos veces al año se presentan las propuestas sobre las pasarelas que se supone inspirarán nuestra manera de vestir, pero lo que sucede en la calle es una historia diferente. El street style está influenciado, como no, por factores climáticos y esto es lo que va a diferenciar una temporada de la otra, pero la mayoría de las tendencias de la primavera de este año las hemos visto en años anteriores, por lo que una pieza que compramos en el 2014 no la tenemos que desechar para el 2015. 


Las tendencias se repiten durante varios años

El patrón es más o menos regular: colores pasteles y flúor, estampados floreados y blanco para la primavera y el verano; negro y colores tierra para el invierno, negro y brillos para la noche y colores neón para el deporte. Telas ligeras para el calor y capas para el frío.

Más allá de eso la moda es cíclica, cada cierto tiempo vuelven a estar en boga tendencias del pasado, guardando sus diferencias, y tal vez modernizadas, lo que nos permite jugar con piezas antiguas y combinarlas con actuales. Particularmente no me gusta un total look retro o vintage, pero eso es cuestión de cada quien.


En todo caso, la moda pasa y el estilo queda. Si aprendemos a comprar, a combinar y a llevar, tendremos la fortuna de ser atemporales.

¿Qué podemos hacer nosotros para que la moda sea un arte sostenible?

- Compra piezas de buen material. Una vez me pasó que compré una cartera bellísima en Total Calzados y no era ni tan barata, en verdad ponía un poco más de dinero y me compraba una en Zara (esto fue en el 2012, obviamente) y la primera vez que me la puse se peló, quedando con un gran parche que la hacía inutilizable. Luego de esto traté mil formas de arreglarla pero la pobre terminó en la basura, habiéndola usado una sola vez, contaminando en un relleno sanitario.

Y con esto no quiero decir que nos limitemos a comprar de diseñador si no está a nuestro alcance, más bien debemos de estar atentos con los materiales sean de la marca que sean. Hay una imitación de cuerina que al pellizcarla ya se rompe, y abunda en carteras, cinturones, zapatos y chaquetas. Huye de telas así si deseas algo duradero y no generar más basura.



Estos también son de Totalcalzados, pero sí son de buen material

- Reutiliza tus prendas. A todas nos pasa que nos aburrimos de ver una camisa o pantalón en el closet, o un día simplemente decidimos que no nos gusta nuestro estilo y que queremos un cambio en nuestra vida. Eso no está mal, pero por favor no botes la ropa vieja. No seas otra de esas personas egoístas que piensan "esto lo compré yo con mí dinero y tengo derecho a botarlo", porque los recursos utilizados para su fabricación no nacen con dinero ;)

La forma más obvia de deshacerse de ropa y accesorios es regalándolos a un conocido, pero recuerda que también existen personas desconocidas allá afuera que necesitan más algo con qué vestir. Yo llevo lo que no me sirve y que esté en buen estado a las jornadas de reciclaje, también puedes investigar en ONGs.

Recientemente también me di cuenta que muchas de mis prendas no eran precisamente para el diario, así que comencé a ofrecerlas en Mercadolibre y a la vez ganar algo de dinero. También puedes venderlas a consignación en páginas como ugandi.com o haciendo un garage en Instagram.

Si consideras que está inutilizable siempre puedes buscarle algún otro uso, como paño para limpiar, relleno de cojines, franelas para hacer DIY y que queden muy cool... solo ingresa a Pinterest para darte una idea.

- Compra piezas de segunda mano. Unido al ítem anterior: alguien deseará tener lo que ya no quieres. Si tienes reservas sobre usar ropa de otros puedes leer este artículo de So good so cute.

En este punto siempre recomendaré al Vintage Market. Otra cosa que puedes hacer es  rescatar piezas de familiares o amigos o hacer trueque con ellos :)

Si vestir vintage o retro está de moda, es ECOnómico, ECOlógico y nice, why not?



Vintage Market, 2013

- Compra en outlets. Antiguamente, cuando la economía del país lo permitía, yo era una cazadora de outlets, casi lloré cuando cerraron los de La Senza. Y es que además de ser mucho más barata, la ropa de allí es de "temporadas anteriores", lo que no logró vender la tienda grande, una tontería porque casi siempre se consiguen cosas bellas. Algunas de las marcas donan ropa a ONGs y organizan ventas a beneficio, pendiente con esto también. Y si conocen un outlet en Caracas, porfa déjame un comentario.

- Dale una segunda vida a tus prendas. A veces el estilo cambia, nuestros gustos también, entonces puedes buscarle otra manera de usar la ropa: un blusón puede ser un vestido, puedes convertir unos pantalones en shorts, o convertir un pantalón de bota gruesa en skinny, ajustarle un poco aquí, otro allá. Es genial si puedes hacerlo tú misma, pero si no, siempre puedes hacerte amiga de una costurera :) Otras veces las prendas se dañan, se decoloran, se manchan, se rompen, se les abren huecos... casi siempre hay una manera creativa de resolver, así que no las des por perdidas, tu imaginación e Internet tendrán la respuesta para todo.


Era un blusón, ahora es un vestido playero

Por cierto, si dominas la costura, también sería genial hacer tu propia ropa y accesorios (es uno de mis mayores deseos). http://www.ohmotherminediy.com/ tiene un montón de buenos tutoriales.

- Sé mejor shopaholic. Yo personalmente amo comprar, desde que tengo la libertad de hacerlo sola y siempre que no sea obligado para un evento puntual -como por ejemplo mi graduación-, pero me considero buena en esto. Además de buscar prendas que sean duraderas, es nuestra responsabilidad hacer una lista de deseos estrictamente de lo que necesitemos. Esto aplica para todas las compras: ropa, accesorios, zapatos, cosméticos, comida, artículos del hogar, artículos de limpieza. Además de ser beneficioso para el ambiente, al primero que beneficiará es a tu cuenta bancaria :) 

Esto con el fin de no coleccionar cosas con las mismas funciones. Evita llevártelo solo porque estaba muy barato o se veía bonito.

Un error frecuente es coleccionar zapatos de tacón que no se van a usar. Si no los aguantas apenas te los pruebes, porfa, no los lleves. 

Antes de comprar, como ya lo he mencionado en los Dress for less, analiza las posibles combinaciones de esa prenda o accesorio. Si no la ves en tu estilo, solo no la lleves. O si ya la compraste, ponte un outfit con el que nada puede salir mal, y agrégale esa prenda, y así poco a poco la incluirás en tu vida.

Todo se resume a comprar con inteligencia.


Vestido del Vintage Market y cartera del clóset de mamá
- Compra responsable. En este punto me declaro culpable, puesto que nuestra peculiar situación económica me ha empujado a visitar tiendas en donde todo es Made in China y a llevarme cosas hechas bajo una cuestionable ética ambiental y social. Igual, no he conocido otras tiendas en Venezuela que expresen su compromiso de hacer moda sostenible, si conocen alguna porfa déjenme un comentario con esa info. Actualización: Lean este artículo sobre Project Jungle CHICk.

Y citando nuevamente a Sonia de So good so cute "Una cosa es querer realizar compras más responsables y otra es hacerte responsable de todos los problemas del planeta", así que podemos ir paso a paso incluyendo estas y otras ideas para hacer de nuestra estadía en la Tierra un poco más ecológica.

Jessymar Daneau Tovar (@LeTroupeBlog)


You Might Also Like

4 comentarios