Limpieza de clóset y Método Konmari

El Mueble.com
La japonesa Marie Kondo ha revolucionado el mundo de la organización con su libro La magia del orden (2014); creando su propio método que, entre otras cosas, nos explica la forma más efectiva de hacer una limpieza de clóset. Para Kondo, la organización debe hacerse toda de una vez y no por etapas, y por categorías y no por habitaciones. En este caso abordaremos la categoría ropa y complementos.

Lo primero que debemos de hacer es sacar absolutamente TODA la ropa que tengamos, esté en el lavandero, clóset, perchero, prestada... sea casual, de noche, pijamas, interior, playera. Lo esencial es juntar toda la ropa y disponerla en el piso, allí verás más ropa de la que creías y seguramente más de la que usas regularmente. Entonces debes de tomar cada prenda entre tus manos y preguntarte si te hace feliz.

Para empezar va a ser difícil definir qué es la felicidad en una prenda, así que podrías observar si aún es de tu talla, si se encuentra en buen estado, si te hace sentir segura cuando la llevas, si es acorde con tu tipo de cuerpo o color de piel, desde hace cuánto tiempo no la usas y por qué... Son solo algunas de las preguntas que te harán determinar si necesitas eso en tu vida o no.

Mi limpieza de clóset no fue exactamente así, ya que se extendió por varios meses, mientras vendía, donaba, botaba en algunos casos. No fue fácil, me costó dejar ir algunas prendas que en otrora fueron mis favoritas, o básicos que para mí nunca fueron tales. La última vez que hice el conteo, tenía 75 prendas de vestir, 15 pares de zapatos y 5 carteras, creo que no está nada mal. Konmari recomienda que no se separe la ropa por temporadas, más bien que toda esté a la vista para evitar que olvidemos la existencia de alguna prenda.

Marie nos aconseja tener cuidado con regalarle lo que ya no queremos a un familiar, llenando su vida de cosas innecesarias y creando desorden. Mejor sería preguntarle qué necesita y si en lo que vamos a desechar está eso, se lo cedamos. También advierte que hagamos la limpieza en silencio y “a escondidas“, porque ver deshaciéndonos de un volumen tan grande de cosas les crea ansiedad a otros y querrán acumular ellos también lo que dejamos ir: “¿De verdad no quieres esto? Tal vez lo necesites en un tiempo. Esto ahorita cuesta mucho dinero", lo pude comprobar por mí misma. Y no, no he necesitado nada de lo que saqué de mi vida.

¿Qué hacer con lo que sobra?

Separé mi ropa en la que era para donar, la que estaba intacta para vender o customizar y la que iba a botar. Algunas las regalé para una organización llamada Arropando a Venezuela y otra para una jornada de recolección en el trabajo de mamá. Lo que estaba perfecto para vender lo aproveché para alquilar un puesto en el Vintage Market y todo lo demás lo rematé en Mercadolibre. ¡Y tuve mucho éxito!

Para customizar, no está demás revisar en Pinterest y googlear algunas opciones para darle otra vida a tus prendas.

Y luego, ¿cómo ordeno?


Kondo recomienda que la mayoría de la ropa esté doblada “descansando" verticalmente y no en horizontal apilada. Yo doblé casi todos mis bottoms y colgué mis partes de arriba. Para doblar pantalones, debes extender la prenda y colocar sus piernas enfrentadas, plegarlo a la mitad y luego en tercios. El pant debe de poder mantenerse verticalmente y sin ayuda.


Para tops, coloca la camiseta boca abajo y visualiza un rectángulo a lo largo de ella. Siguiendo esa forma, pliega una manga, luego la otra y vuelve a doblar en tercios. Si alcanzaste el punto de oro del plegado, la prenda se debe mantener parada por sí misma.


Organízalos reutilizando cajas cortándoles la cara superior, Konmarie nos invita a aprovechar lo que ya tenemos y no despilfarrar el dinero en costosos artículos de almacenaje.

La mente es maravillosa
La ropa colgada debe dar la impresión de una línea ascendente, colocando a la izquierda los abrigos más pesados y vestidos largos.

El Mueble.com
Para mantener el orden creado, lo ideal es destinarle un lugar a cada objeto, no permitir que estén dando tumbos por toda la casa. Y no volver a acumular más elementos, teniendo más cuidado de lo que dejamos entrar a nuestras vidas. Te aseguro que una vez que ordenes, no querrás volver atrás.


Jessymar Daneau Tovar (@LeTroupeBlog)

You Might Also Like

0 comentarios