El revival de los juegos en solitario


Quizás las generaciones más jóvenes no puedan creerlo, pero alguna vez no era común tener una computadora en cada hogar. De hecho, era hasta innecesario pagar un servicio de Internet en casa. 

Aquel mundo vintage 

Crecí en aquella época en donde solo había unos diez canales disponibles en la TV, escuchábamos radio antes de ir a la escuela, los periódicos y revistas eran impresos –incluso la cartelera de cine y teatro venía en periódicos, LOL!–, buscábamos empleo en los anuncios clasificados, existía una guía impresa con los números de teléfono de todos los hogares y negocios de la ciudad (acá le decíamos las Páginas Amarillas).

El teléfono, por supuesto, dependía de una línea telefónica en la pared, y para entregar trabajos formales usábamos una máquina de escribir.

Acabo de recordar que, para enviar un documento instantáneamente a otra oficina, debías usar un fax, de lo contrario tendrías que enviarlo físicamente por correo postal que tardaba semanas en llegar.

En la escuela, las tareas las hacíamos manuscritas a lápiz, e investigábamos en bibliotecas y enciclopedias. Alguna amiguita privilegiada tendría una enciclopedia digitalizada llamada Encarta

Los teléfonos celulares apenas podían enviar mensajes de texto SMS, o imágenes por mensajes multimedia MMS, y construíamos nuestros propios emojis con signos de puntuación, de este modo: \( •_•)_† 

Los mensajes de texto eran breves, porque limitaban los caracteres, casi como un telegrama.

En los early 2000, los teléfonos celulares venían con jueguitos preinstalados, y recuerdo haber invertido horas de mi tiempo jugando Snake de Nokia, cuando mi línea telefónica no tenía saldo. 

Este escenario tan inverosímil que te estoy describiendo, existió hace no más de 20 años.

No sé si llamarme afortunada de pertenecer a la última generación analógica, en donde todavía teníamos un poco de privacidad y la vida no corría a mil por hora, o agradecer a la tecnología por haber simplificado mi vida y permitirme trabajar desde casa.

Primeros pasos en juegos online

En fin, mi primer contacto con una computadora personal ocurrió a mediados de la década de los 2000, cuando terminé la escuela básica. Mis horas pasaban jugando con Paint, o los tres juegos que venían preinstalados por defecto en Windows, que eran Buscaminas, Solitario y Battleships.


La primera vez que me conecté a Internet fue desde un cyber café a los 12 años, y cerca del 2007 fue cuando tuve mi primera computadora con Internet en casa.

Ya en 2008, Facebook fue la primera red social masiva que se hizo popular, y en aquellos días pasaba horas al llegar del colegio amueblando la casa de mis sueños para mis mascotas en Pet Society, y armando palabras en Word Challenge, una suerte de Scrabble virtual.

Por suerte, en 2022 se volvió viral el Y2K, y las marcas han capitalizado la nostalgia de los millennials mediante la estrategia del revival.

Mis nuevos hallazgos de juegos en solitario


Todo esto vino a mi memoria cuando encontré un sitio web de videojuegos online, creado en el año 2000, que tiene cientos de juegos en solitario GRATIS. Ese sitio se llama solitaire.org.

*Olvidé mencionar que soy hija única y bastante ermitaña, por lo que los juegos en solitario siempre fueron mis mejores amigos. Simplemente nunca armé un equipo de videojuegos online.

Los juegos de cartas no me llaman demasiado la atención, pero la mejor parte es que también encontré otras colecciones de juegos en muchas otras categorías que se muestran en su menú de navegación; mis favoritos van a ser definitivamente los de agilidad mental.


Amé uno en particular, que se llama Animal Connection. La idea es hacer click en dos fichas iguales que pueden coincidir con una línea directa, o una línea con no más de dos giros de 90 grados. Además de divertido, las fichas de animalitos son tan adorables que me hacen sonreír todo el rato.


Las piezas conectadas pueden estar una al lado de la otra, a lo largo del mismo borde, tener una conexión en el centro del campo de juego o aparecer en filas siempre que puedas conectarlas con una línea que gire 90 grados no más de dos veces y no toque ninguna otra ficha.



Este juego te permite elegir entre partidas rápidas fáciles, normales y difíciles no cronometradas, o jugar a través de una colección de 30 puzzles que debes completar uno detrás del otro en un plazo de tiempo determinado (llegué hasta el nivel 21).



Puedes pedir reorganizar las fichas hasta 3 veces, pero también puedes canjear 500 puntos por una reorganización, a medida de que ganes puntaje. También puedes solicitar 3 pistas de dónde encontrar parejas de fichas.


Cuando empecé la universidad en el 2009, recuerdo recibir avalanchas de notificaciones de Facebook para unirme a Candy Crush; era el furor de esa época. Nunca le presté demasiada atención, pero encontré en esta página un juego dupe y es ‘Candy Fiesta. Si eras fanático, esta puede ser una buena noticia para ti.


El concepto es sencillo: este juego les da a los jugadores 65 movimientos para anotar tantos puntos como sea posible. Los movimientos válidos requieren que intercambies las posiciones de las piezas de caramelos de un mismo color y forma, arrastrándolas a un lado o arriba y abajo, para hacer match de 3 caramelos o más en una línea vertical u horizontalmente.


Cuando haces un movimiento, otras piezas caen en su lugar, y también puedes hacer varias cadenas de piezas con un solo movimiento. 


Como bono adicional, este juego usa un bono multiplicador para movimientos combinados. Te recomiendo empezar a hacer match por la base de las filas e ir subiendo progresivamente.



Algo que me encanta de los juegos online es que no debo ocupar espacio de almacenamiento en mis dispositivos con apps molestas, invasivas e intrusivas, ni entregar mis datos personales a cambio de iniciar sesión. De igual forma, puedo jugar donde y cuando quiera hacerlo.

Pruébalos y me cuentas cuáles fueron tus favoritos en mi Insta @letroupe.

Jessymar Daneau Tovar

0 Comments