12 acciones para evitar el plástico


En los últimos años, el plástico ha sido usado para empaquetar o manufacturar cualquier producto en todas sus presentaciones. Desde que se introdujo al mercado nos ha simplificado la vida, pero recién se evidencia la acumulación de desechos plásticos en la naturaleza y en los océanos, por lo que me parece necesario responder: ¿cómo disminuir el consumo de plástico en la cotidianidad?

Antes de entrar en materia, ¿qué es el plástico? Según Wikipedia, se denomina plástico a los “materiales constituidos por una variedad de compuestos orgánicos, sintéticos o semisintéticos, que tienen la propiedad de ser maleables y por tanto pueden ser moldeados en objetos sólidos de diversas formas". Este resulta uno de los atractivos por el que las empresas lo utilizan en su producción de envases, así como la característica de ser resistentes a la corrosión, a la intemperie y a la degradación por microorganismos, y he ahí también parte del problema.

El plástico puede tardar años e incluso siglos en descomponerse, dependiendo del tipo de plástico. Como no se puede degradar, se va fragmentando hasta ser totalmente imperceptible a la vista humana, acumulándose en forma de microplásticos. Estos fragmentos interactúan en los ecosistemas hasta un punto que terminan siendo ingeridos por los animales, contaminando toda la cadena alimentaria de la que dependemos.

Entonces ¿qué podemos hacer al respecto? Escogí 12 acciones, la mayoría extraídos del blog de Arturo Bullard, que podemos tomar para disminuir el consumo del plástico de un solo uso:

1. No compres botellas desechables

Al momento de salir a la calle, lleva contigo una botella o un termo. En caso de que estés de viaje puedes hacer lo mismo. Muchos hoteles y posadas tienen bebederos o surtidores de agua, además existen varios países donde el agua de chorro o del grifo es potable.

2. Evita los pitillos, sorbetes, pajillas, popotes o como le llames, de una vez por todas

Tomar agua, un jugo o un trago sin pitillo es totalmente factible, solo es cuestión de costumbre. Pero si eres de esas personas que necesita de un pitillo, existe la opción de comprar y reutilizar pitillos de acero inoxidable o de bambú.



3. Dile NO a los platos y cubiertos desechables

Es igual que los pitillos y las botellas desechables. La practicidad, muchas veces, nos lleva a generar una gran cantidad de basura innecesaria, siempre pensemos a largo plazo. Lleva tus cubiertos siempre contigo.

4. Prefiere barquilla y no tinita

Nada mejor que un envase comestible, ¿cierto? Elige tu opción zero waste también en tus helados.

5. Dile SÍ a las bolsas de tela

La mejor solución a la acumulación de bolsas plásticas, es ir con tus bolsas de tela al supermercado. Las puedes encontrar en varios establecimientos con distintos diseños que calzan perfecto en el carrito de compras.


6. Elijamos productos en recipientes de vidrio

Los envases de vidrio los podemos utilizar más adelante para almacenar objetos o alimentos, además son mucho más amigables con el medio ambiente que el plástico.


7. No uses el champú de los hoteles

Te recomiendo llevar tu propio champú en un envase que puedas ir llenando en tu casa cada vez que salgas de viaje. Tengamos en cuenta que en muchos hoteles no sabemos la calidad del producto que nos dan, así que veamos el lado positivo, además de ayudar al medio ambiente, nos lavaremos el cabello con el mismo champú que utilizamos en casa.

8. Utiliza máquinas de afeitar con cartuchos intercambiables

La cantidad de estas máquinas afeitadoras desechables que se utilizan al año en todo el mundo supera los 2.000 millones. Existe la opción de las máquinas de afeitar de cartuchos reemplazables, con ello evitamos el uso y la compra excesiva de las afeitadoras desechables.

9. Apoya la campaña #DesnudaLaFruta

Primeramente ¿por qué surge este movimiento? Desde hace un tiempo para acá en las grandes y pequeñas cadenas de supermercado y establecimientos se ha visto el empaquetado excesivo e incluso absurdo de las frutas y verduras con plástico, ya sea con cajas o con bolsas. Muchos usuarios en las RRSS empezaron a reportar este mal uso y es así como surge este movimiento con el objetivo de llamar la atención y concientizar a los usuarios para evitar su compra y venta.

Cualquiera puede colaborar, es muy sencillo, cada vez que te topes con una fruta o verdura empaquetada excesiva y absurdamente, le tomas una foto y la subes a tus redes sociales con la etiqueta #DesnudaLafruta o #MejorSinPlastico, mencionando al establecimiento, incluso puedes seguir la campaña en IG @desnudalafruta. Y por supuesto, ¡intenta no llevarlas! Mejor adquiérelas en pequeños mercados de tu comunidad.

Twitter @Martercioo

10. Si puedes, compra productos a granel

De la mano del punto anterior, te animamos a que compres los productos a granel, ya que no están empaquetados y ayuda a disminuir la basura drásticamente. Puedes comprar la cantidad que requieres y si llevas tu propias bolsas o envases reutilizables, mejor aún: no generas más residuos.

11. Solo para mujeres: team copa menstrual

La copa menstrual es la opción más amigable con el planeta y con tu cuerpo, porque es hipoalergénica, no deja rastros de fibra, si se cuida muy bien puede durar más de 10 años según los expertos y dependiendo del flujo de cada mujer puede proteger durante 12 horas como máximo.

Recuerda que hay que tener muchísimo cuidado al momento de comprarla y que cumplan con los parámetros sanitarios establecidos. Les dejo mi buena experiencia con la copa menstrual Sileu.

12. Cepillos de dientes de bambú

A lo largo de nuestra vida, desecharemos unos 300 cepillos dentales, ¿por qué no cambiarse a uno compostable?

El bambú es una planta que crece muy rápido, sin necesidad de muchos cuidados especiales, por lo que haría muy sencilla y rápida su recolección. De igual forma, no los deseches, los viejos cepillos de dientes pueden ser utilizados para limpiar pequeñas zonas.


¿Conoces otra acción para evitar el plástico? ¡Coméntanos!

María Fernanda López 

You Might Also Like

0 comentarios