La importancia de las opiniones en internet



Los millenials no estamos hechos para perder tiempo ni dinero. Tal como nuestros padres y abuelos buscaban referencias de terceros –el popular boca a boca– o se dejaban llevar por infomerciales, mis contemporáneos y yo buscamos opiniones en internet para estar seguros de que estamos haciendo una buena inversión, sea en un restaurante o posada, algún artilugio de belleza o servicio.

Una página en la que puedes encontrar reseñas de todo tipo es OpinionesEspaña, un sitio web que colecciona experiencias, opiniones y críticas de todas las tiendas y proveedores en línea en España. Sus categorías son: seguros, energía, telecomunicaciones, tiendas online, vacaciones, créditos y préstamos, finanzas, servicios de automóviles, citas, servicios, general, alimentación y bebida, y dieta. Este site nació con el ánimo de alertar a otras personas de tiendas fraudulentas, así como de informar aquellas en las que el consumidor había tenido un final feliz.

Incluso antes de comprar ropa, busco información sobre las tallas y verifico la reputación del vendedor. En menor medida, también me fío de otras blogueras, instagramers o youtubers que recomiendan productos o tiendas, y me interesa conocer su experiencia. Querámoslo o no, somos seres influenciables y necesitamos de la opinión de terceros para tomar decisiones.

Los millenials buscamos opiniones de valor; distinguimos entre la publicidad invasiva y la crítica de verdaderos profesionales en el área. Lo mismo ocurre en la web: le damos más peso a las opiniones de centenas de clientes que ya han probado eso que queremos, que a la de un vendedor o a un amigo con una opinión formada, principalmente porque podemos contrastar entre una y otra.

¿Son confiables las opiniones en internet?

Las opiniones son meramente subjetivas, el sistema de estrellas es lo más cercano a una medición de la satisfacción del cliente. De allí que encontremos opiniones compradas, que buscan hacerse de una buena reputación en internet forzadamente, así como el otro extremo, personas que juegan a perjudicar establecimientos y tiendas haciendo una crítica destructiva y sin fundamento. Mi recomendación es que vayas con cuidado, no te dejes llevar por una exageradamente buena reseña, ni por una fatal, enfócate en aquellas en las que se destaquen las fortalezas y debilidades.

Si eres una marca, aborda las opiniones negativas de la mejor manera, resuelve la crisis comunicacional atendiendo al cliente insatisfecho, ofreciéndole disculpas y resarciendo el daño causado. Si se trata de una crítica malintencionada, una respuesta educada y con argumentos puede matar cualquier intento de desprestigio. Si usas un servicio o compras en una tienda, acostúmbrate a dejar una calificación, de forma que ayudes a otros seres humanos a hacer su mejor elección.

Jessymar Daneau Tovar (@LeTroupeBlog)

You Might Also Like

0 comentarios