Guía de estilo de botines masculinos

The Winged Kelce boot in Vino Tinto
El calzado masculino tiene una etiqueta muy rígida, tal como el resto de la moda para caballeros. Así que hoy les quiero hablar específicamente de los botines, para mí, los zapatos más varoniles y sexys que existen. 😏 Encontré estos de Somiar, una marca de origen español, que cuenta con una familia de artesanos que sobresalen en su oficio durante más de 20 años. Estos artesanos utilizan los mejores tejidos, pieles y tratamientos para las materias primas y trabajan sin intermediarios, directamente de sus manos a las del consumidor, lo que hace que el producto tenga el precio más bajo posible.

Somiar es un vocablo catalán que significa “sueño", y es que así se podrían definir sus zapatos: soñados. Prometen durabilidad, confort y calidad. En su página, somiarthreads.com, encontré estos tipos de botines:

Botinas Chukkas

Hasta el tobillo, con dos o tres pares de agujetas, tienen su origen en la Segunda Guerra Mundial, librada en parte en el norte de África, en donde el calor y la arena del desierto no funcionaban para las antiguas botas de combate, así que el ejército de Inglaterra le encargó a la casa Clarks este nuevo modelo.

En los tiempos que corren, se han vuelto parte de la vestimenta formal masculina si se fabrican en piel fina (de grano entero). Son muy útiles para los climas lluviosos o fríos. Su etiqueta ideal es business casual, funcionan tanto con chinos y blazer como con jeans y camisa. Para armar looks con traje, se recomienda que la bota del pantalón caiga ligeramente sobre el empeine para crear la ilusión visual de que se llevan zapatos.

Se vuelven informales, esencialmente cuando se cambia el material de fabricación a gamusa de colores y suela de goma.

The Xavier boot

Botines Chelsea

Se caracterizan por tener dos bandas elásticas a los costados, que se expanden para meter el pie y se retraen con él adentro para asegurar el agarre, en lugar del sistema de agujetas.

Su origen es mucho más reciente, lo encontramos en la década de los 60, con los Beatles como sus máximos exponentes. En su aparición, el look básico era pitillos negros, franela blanca, chaqueta de cuero negra y las Chelsea siempre en ante negro.

En nuestros días, pueden ser combinadas tal como las botas Chukkas, con jeans y blazer o con traje, siguiendo la misma etiqueta.

The Hernandez Boot in Smokey Taupe

Botas Brogue

Lucen perforaciones, hoy decorativas, pero alguna vez sirvieron para que los trabajadores del campo mantuvieran sus pies secos en la jornada. Ya en el siglo XIX los zapatos Brogue o bostonianos se volvieron aristocráticos, y hoy en día, son parte de la vestimenta business casual, apto para ocasiones formales e informales.

En su versión botín, puedes lucirlos levantando ligeramente el bajo del pantalón –nunca sobre este–. Un estilismo retro, puede ser combinarlas con traje de pana (corduroy) o jeans.

The Cruz boot in Caoba

En Instagram los consigues como @Somiarthreads

Jessymar Daneau Tovar (@LeTroupeBlog)

You Might Also Like

0 comentarios