Manicure spa en casa



Si me sigues desde hace tiempo, sabrás que soy fan de hacer las cosas por mí misma. Hoy vamos a aprender a hacer una manicure spa clásica en casa.

  • El primer paso es retirar el esmalte viejo, si es permanente, solo debes seguir estos consejos.
  • Seguidamente vamos con el pulido y limado. Hazlo solo en la superficie de la uña, primero con una lija de grano grueso y luego otra de textura más fina, siempre en una misma dirección
  • Posteriormente, pon tus manos en remojo dentro de un recipiente con agua tibia durante 10 minutos. Agrega unas gotas de esencia de lavanda en el agua en el que remojarás las manos para un efecto relajante, o de aceite de argán si requieres de hidratación extra. Además, este brinda un efecto anti-envejecimiento.
  • A mí también me gusta aplicar un exfoliante en este paso para mayor suavidad. ☺️
  • Seca las manos, y con una crema o aceite hidratante realiza un masaje, ejerciendo una suave presión y dibujando círculos con el pulgar en la palma de la mano, hasta los dedos. Hacer énfasis en las cutículas.
  • Cortar la cutícula resulta un trabajo infructuoso, porque mientras más se corta, más vuelve a crecer, y puede hacer a la uña vulnerable a infecciones. Más bien empuja la cutícula hacia atrás con la ayuda de un palillo de naranja.
  • Una capa de crema o aceite, evidentemente crea una barrera oleosa que dificulta la fijación del esmalte, así que el próximo paso es humedecer un disco de algodón con removedor de esmalte o alcohol en su defecto, y frotarlo en las uñas para eliminar cualquier rastro de aceite.
  • Trabaja siempre sobre una capa de base para alargar la vida del esmalte, prevenir las desagradables manchas amarillas e intensificar el color. Además, forma una cobertura lisa que mejora el acabado de la pintura.
  • Usar mucha cantidad de esmalte para pintar las uñas forma capas excesivamente gruesas, difíciles de secar y que pueden fragmentarse con facilidad. Una o dos manos de esmalte serán suficientes. Recuerda dejar secar entre una y otra, así no se formará una capa pegajosa que se estropeará al primer traspié.
  • Finaliza con una mano de esmalte secante, ¡te aseguro que hará la diferencia!

Jessymar Daneau Tovar (@LeTroupeBlog)

You Might Also Like

0 comentarios