¡Haz velas aromáticas con residuos de café!

Imagen referencial aiphotography.com

¡Atención, coffeelover! Si quieres aprovechar esos residuos de café molido que tanto sobran en casa y convertirlos en un objeto útil y decorativo, aquí está la propuesta perfecta: un upcycling en el que puedes transformarlos en vela aromática.

El olor a café no solo es delicioso sino que además neutraliza otros aromas e incluso repele insectos. De paso, esta vela es súper fácil de hacer y todos los materiales necesarios los puedes conseguir sin salir de la comodidad de tu hogar (y puedes darle una segunda vida también a los restos de vela).

Materiales: 

-Un vaso pequeño de papel o cartón, para café

-1 o 2 cucharadas de borra de café 

-Toallín

-1 taza de sobrantes de cera de vela (puedes pedirle a tus tías que te los guarden 😜)

-Una mecha para vela 

-Tijeras 

-Una cacerola pequeña 

-Un recipiente de metal u olla pequeña para baño María 

-Granos de café enteros (opcional)

-Esencia de café (opcional)

Instrucciones: 

Para crear la base de la vela, agrega la taza de residuos de cera a un recipiente de metal y ponlo encima de la cacerola, que debe estar llena de agua hasta la mitad, como en baño de María. Pon a calentar sin hervir el agua a fuego lento y espera a que la cera se derrita en, más o menos, 5 minutos. Si lo deseas, añade un poco de esencia de café para intensificar el olor. 

Limpia el vaso de papel y asegúrate de que esté seco. Toma los residuos de café y sécalos con una toalla de papel para exprimir el líquido sobrante. Coloca la mecha (que puedes comprar o hacer con pabilo y un poco de plastilina para enderezarlo) en el centro del vaso.

Luego, con cuidado, coloca la mitad del café y guarda la otra mitad. Vierte encima la cera y espera alrededor de 20 minutos para que endurezca. Esta sería la segunda capa.

Para crear una tercera capa, añade el café sobrante sobre la cera ya seca. Calienta la parafina restante y añádela sobre el café para formar la cuarta y última capa. Si lo deseas, puedes decorar con granos de café. Deja secar por una hora. 

Por último, remueve el vaso de papel con ayuda de las tijeras para ver la vela terminada. Con una toalla, puedes suavizar los bordes si es necesario.

¡Listo! También puedes divertirte y usar una taza vieja como base. Luego solo tendrás que escoger cuál será el mejor lugar para ponerla y disfrutar del olor de tu bebida favorita.

Natalia Lobo (@natysideas)

You Might Also Like

0 comentarios