Tortillas de plátano fáciles y rápidas

Minimalist Baker

El plátano, también conocido como plátano macho, es un fruto muy versátil en nuestra cocina latinocaribeña y sumamente delicioso. Lo puedes usar en todas sus variedades, para hacer dulces, como acompañante de un plato fuerte o el protagonista de ella. En esta oportunidad, te traigo una receta en donde es el ingrediente principal: tortillas de plátano. La receta es libre de azúcar, lácteos y gluten, vegana y lo mejor es que solamente usas tres ingredientes. Si lo puedes comprar, lo puedes hacer, totalmente sustentable para tu bolsillo. 👍🏽

Esta receta la tomé del blog Minimalist Baker, dedicado a la comida vegana minimalista, su enfoque es demostrar que se pueden hacer recetas deliciosas, sin productos animales y con pocos ingredientes. Al ver esta, al principio estaba un poco escéptica, pero en el momento en que la probé fue increíble el resultado. Resulta más que útil en esos días en que no te da tiempo de cocinar, definitivamente esto podría ayudarte a salir del paso.

Minimalist Baker

Para la elaboración de las tortillas necesitas:

- 1 plátano verde (si solo es para una persona, si quieres hacer más o te parece que es muy poco, utilizas 2 o 4 plátanos).
- Sal
-Maicena o fécula de maíz

Preparación:

1. Cortas los plátanos con su concha y los sumerges en agua hirviendo durante 15 minutos para ablandarlos. Luego, los retiras del fuego y los dejas enfriar.

2. Cuando los plátanos estén a temperatura ambiente, les quitas la concha y los colocas en la licuadora (o procesador de alimentos) con un poco de sal, hasta que la mezcla tome una consistencia pegajosa.

3. Retiras la mezcla de la licuadora. En una superficie limpia agregas maicena, luego colocas la mezcla, amasas hasta que puedas manejarla y haces la tortilla. Te puedes ayudar con un rodillo, y si quieres que te queden redondas, puedes usar un cortador de pizza.

Minimalist Baker
4. En un sartén caliente y con un poquito de aceite, para que no se pegue, colocas la tortilla y cocinas 2 minutos cada lado. Si te preguntas si quedan rígidas después de dorarlas, pues no, quedan suaves y flexibles.

Minimalist Baker
5. ¡Listo! Tienes tu tortilla. Puedes hacer fajitas y acompañarlas con lo que quieras: guacamole, pollo, carne, ensalada, etc. Yo les recomiendo consumirlas asadas u horneadas. Fritas quedan como una tostada, crujientes, pero no es recomendable su consumo diario, ya que el exceso de aceite produce una descarga de bilis que puede irritar el intestino.

Es una receta sencilla y deliciosa. 😋

María Fernanda López Sepúlveda (@LaHiperactiva)

You Might Also Like

0 comentarios