Pieles Manuel Dreesmann: Impresas por el sol



¿Sabías que existe un tipo de cuero fabricado con curtido vegetal? Yo no, lo acabo de descubrir cuando me topé con MADRE, la marca del diseñador alemán Manuel Dreesmann, presentada al público a mediados del verano 2018.

Manuel Dreesmann fabrica desde billeteras hasta bolsos en cuero de grano natural. Este cuero está hecho con la capa más superficial de la piel, siendo la parte más fuerte y flexible, en donde es posible detectar poros, venas, e incluso picaduras de insectos; por ende, es lo más exclusivo que puedes comprar. Yo pensaba que la piel genuina podría ser algo positivo, pero resulta que no tiene ningún grano y es muy frágil, por eso es tan usada en el fast fashion, aunque es sinónimo de mala calidad.


El curtido vegetal se realiza en grandes tambores de madera y solo con ingredientes naturales. Este proceso se toma su tiempo: fue perfeccionado durante miles de años y tarda hasta 4-8 semanas para terminar. Por lo tanto, estos cueros son mucho más caros que los cueros curtidos con sales de cromo. Estas últimas representan un problema para el medio ambiente, pero por existir aquella premura de producir cuero en cuestión de días, ha tomado un 85% del mercado de las pieles.

Algo que me llamó la atención de esta marca es que tiene una forma de imprimir patrones que nadie ha hecho hasta ahora: colocan el cuero en su terraza en el corazón de Barcelona, bajo el sol. Y con cristales especialmente impresos, definen qué áreas del cuero se broncearán a un color más oscuro. El resultado son unos patrones de ediciones limitadas, impresos 100% de manera natural.


Así que esta nueva marca fusiona la alta artesanía con diseños minimalistas y divertidos –planean hacer colaboraciones con ilustradores, para pequeñas ediciones especiales­–. Su precio también es asequible, tomando en consideración que su calidad es equiparable a la de grandes casas de moda de lujo.

Ya que no se utilizan tintes adicionales en el cuero, éste desarrolla una pátina, o envejecido, natural muy bonita, con el contacto con los aceites y la constante exposición al sol.


Su curtiembre utiliza solo pieles de vaca de granjas locales para sus productos. Por eso aseguran que las normas europeas están siendo respetadas. Esa misma curtiembre tiene una larga historia de producción para las marcas más exclusivas de la industria de la moda.

Si luego de leer esto quedaste tan encantado como yo, puedes conocer más sobre sus productos en www.manuel-dreesmann.com, y seguirlo en Instagram como manuel_dreesmann.

Jessymar Daneau Tovar (@LeTroupeBlog)


You Might Also Like

0 comentarios