Ecolifehacks: 11 consejos para cuidar tu ropa


A nuestra ropa debemos de cuidarla, no solo por fines estéticos, no por mero capricho, también con un propósito ambiental. La industria textil es el sector del mercado que más consume agua, esto para la fabricación y tratamiento de las fibras naturales. En pocas palabras, es más sostenible alargar los años de vida de tu prenda que producir una nueva. Pero ¿realmente sabemos qué es sostenibilidad?

La primera vez que se habla de la sostenibilidad es en el año 1987 en el Informe de Brundtland emitido por la Organización de las Naciones Unidas, que la define de la siguiente manera: “satisfacer las necesidades de la actual generación sin sacrificar la capacidad de futuras generaciones de satisfacer sus propias necesidades”. Es decir, es necesario proteger los recursos que tenemos hoy en día y usarlos racionalmente. Por lo tanto, partiendo del concepto, tener una vida sostenible implica cambiar y eliminar una serie de hábitos; otros los debemos adquirir y mantener en el tiempo. Y uno de esos hábitos es el cuidado y el lavado de la ropa.

Consejos para cuidar tu ropa:

 No la laves apenas la uses, hazlo cuando te las hayas puesto como mínimo tres veces. Aunque esto varía del tipo de prenda y su tejido.

1. Debes tomar muy en cuenta el tejido de la ropa y leer las instrucciones de lavado antes. Te habrás dado cuenta que el reverso de cualquier prenda hay una etiqueta con una serie de símbolos. En ella están contenidas las instrucciones de lavado, es la que te va guiar de cómo vas cuidar esta prenda: si puedes plancharla, si puedes utilizar lejía, etc.


2. Utiliza ganchos de ropa de plástico o de madera en vez de ganchos de metal. ¿Por qué? El metal se oxida, por lo que si colocas tu prenda en un gacho oxidado, se manchará y será difícil retirar eso.

3. Si es una prenda de tejido delicado, es mejor doblarla y guardarla en una gaveta.

4. Al lavar, separa las prendas oscuras y negras de las de color y las blancas. Así te evitarás un gran desastre.

5. Para conservar la nitidez de las prendas de color, coloca en el agua de la lavadora un poquito de vinagre y sal; se recomienda también voltearlas para preservar los tintes.

6. Apenas se manche cualquier prenda, procede a lavarla inmediatamente antes de que el agente se impregne al tejido.

7. Al terminar de lavar te recomiendo que la cuelgues en un tendedero para ahorrar energía, en vez de usar la secadora, y cuélguala al revés para que el sol no la destiña.


8. El agua caliente puede perjudicar tus prendas, ya que el tejido llegaría a dañarse o se debilitaría con el paso del tiempo. Por ello, te recomiendo que laves con agua fría.

9. Disuelve el detergente en el agua antes de lavar la ropa, de esta manera evitarás que se formen manchas azules en ella.

10. A las prendas delicadas hay que lavarlas a mano y no exponerlas al sol.

11. A la ropa que se tiende a arrugar (vestidos, camisas, etc) y prendas de hilo te recomiendo que las cuelgues y las guardes en el clóset. En cambio, las que son de tejido elástico (suéteres, camisetas) es mejor doblarlas.

Con estos consejos fáciles de aplicar, contribuirás al medio ambiente y disfrutarás por largo tiempo esas prendas que tanto te gustan.

María Fernanda López Sepúlveda (@LaHiperactiva)

You Might Also Like

0 comentarios