Blanqueador natural para tus dientes



El café que ingerimos diariamente, en ocasiones en grandes dosis, es uno de los hábitos que pasan factura a la estética de nuestros dientes. Una receta natural que les devolverá su color natural es la de aceite de coco y bicarbonato de sodio.

Una de las propiedades poco conocidas del aceite de coco es su cualidad de combatir y eliminar las bacterias que suelen estar presentes en los dientes, responsables de la aparición de caries y su erosión. Junto al bicarbonato, gracias a su acción abrasiva capaz de blanquear la dentadura, es el dúo perfecto para nuestra armonía bucal.

Además, al ser esta mezcla un producto natural libre de flúor, es totalmente seguro.

Los ingredientes del blanqueador natural son:

3 cucharadas de aceite de coco. Hay distintas presentaciones en la que puedes conseguir el aceite de coco en los establecimientos: una que es espesa y firme, mientras que otra es más líquida, las dos sirven, pero siempre tiene que aparecer en la etiqueta 100% aceite de coco únicamente. No sirve el aceite de coco mezclado con aceite mineral, porque es riesgoso al estar en contacto con la cavidad bucal. Siempre lee la lista de los ingredientes previamente.

2 cucharadas de bicarbonato de sodio (45 g).

Preparación:

En un recipiente perfectamente limpio, agregas los dos ingredientes y los mezclas hasta conseguir una pasta uniforme blanca, parecida a la pasta dental comercial, luego la guardas en un frasco limpio que puede ser de vidrio o de plástico. Coloca la mezcla en el cepillo de dientes, no al revés, ya que este puede contaminarla, y cepilla como normalmente lo haces. Finaliza enjuagando bien con agua fría.

Importante:

Si observas efectos secundarios, debes suspender su uso y dirigirte a un odontólogo. Debes tener presente que el bicarbonato de sodio es abrasivo para nuestros dientes, por lo que debes mantener las proporciones de la preparación. Hay numerosas recetas que recomiendan mezclar el bicarbonato con jugo de limón, lo cual no es recomendable, porque al ser éste un ácido abrasivo por naturaleza, junto con el bicarbonato puede dañar el esmalte.

Los resultados de esta mezcla, aceite de coco con bicarbonato, pueden depender de varios factores: de la constancia con que se aplique; de la profundidad de las manchas y de la higiene de la persona. En promedio, luego de dos semanas de aplicación, podrás observar los resultados, pero esto puede variar. Tampoco es recomendable su uso extendido en el tiempo.

María Fernanda López Sepúlveda (@LaHiperactiva)



You Might Also Like

0 comentarios