¡Haz tu propia crema hidratante!

cremas-caseras.es

Realizar tus productos de cosmética en casa es una buena alternativa en estos momentos en los que no hay suficiente oferta en el mercado, además de ser económico y ecofriendly. Entre los productos que son muy fáciles de hacer y con materiales accesibles están las cremas hidratantes para el rostro. Para lograrlas, la fórmula es un componente acuoso, una fase oleosa (mantecas, glicerina, aceites) y aditivos (esencias, conservantes). Los ingredientes se pueden conseguir en tiendas naturistas u online.

Ingredientes 

-Media taza de aceite de aguacate
-Media taza de aceite de almendras
-Media taza de cera de abejas
-Tres cápsulas de vitamina E
-Aceite esencial de rosas

Utensilios 

-Olla para baño de María 
-Paleta de madera 
-Recipiente de vidrio para guardar la mezcla 

Preparación 

En baño de María, se debe combinar el aceite de almendras con el de aguacate y luego se agrega la cera de abejas, mientras tanto se revuelve con la paleta de madera hasta que todo quede muy bien mezclado. Se retira del fuego y se sigue batiendo hasta que se enfríe.

Luego, cuando la mezcla esté totalmente fría, se le añaden las tres cápsulas de vitamina E, unas gotas de aceite esencial de rosas y se vuelve a mezclar. Para finalizar, se añade al recipiente y ¡listo! 


Si conseguir alguno de estos materiales te resulta complicado, existen otras alternativas: 

-1 cucharada de gel de sábila
-5 gotas de agua destilada
-3 gotas de aceite de oliva (puedes utilizar aceite de almendras)

Preparación

En un recipiente limpio se coloca la sábila, el agua destilada y las gotas de aceite. Se calienta a fuego lento hasta que la mezcla se vuelva más consistente. Una vez lista, se deja reposar sin dejar de moverla. Esperar a que se enfríe y guardar en un envase de vidrio. 

Consejos de uso 

Es importante guardar la crema en un ambiente oscuro y fresco, preferiblemente refrigerada. Se debe usar en pequeñas cantidades, mejor si es de noche. Asimismo, no es recomendable seguirla aplicando pasados los 30 días. También se debe tener en cuenta que cada rostro y piel es diferente, por lo que se debe estar alerta a posibles reacciones alérgicas. Si esto llegase a ocurrir, lo mejor es acudir a un dermatólogo o médico que pueda atender el problema con seguridad.

Natalia Lobo (@natysideas)

You Might Also Like

0 comentarios