¿Los venezolanos nos vestimos demasiado bien?

octubre 01, 2017



Hace poco le contaba a alguien que empecé un curso como asesora de imagen y me respondió que en este país no era necesario eso porque aquí en Venezuela la gente se viste demasiado bien. En el momento no supe qué hacer, solo desvié la conversación, pero desde entonces no he dejado de pensar en ello, principalmente porque es completamente distinta a la percepción que tengo yo: los venezolanos nos vestimos demasiado mal (yo siempre hago mi mayor esfuerzo, pero hay unos outfits míos que me inquietan).

Es normal que si te desenvuelves en un entorno social en donde las personas cuentan con un buen poder adquisitivo, tengas la percepción de que los venezolanos se visten demasiado bien, básicamente porque en tu círculo tienen cómo costear buenas prendas y tendencias. Pero reto a cualquiera a que se movilice por lo menos tres días seguidos en metro hasta Capitolio, no creo que pueda volver a generalizar que los venezolanos nos vestimos demasiado bien. Al menos no el común de los venezolanos.

Pero recuerdo que no solo de dinero se viste el hombre. No faltará una boda, así sea en La Esmeralda, en la que veas al menos a una invitada vestida de blanco, o en un pequeño evento de día a alguien de gala. Está mal vestido aquel que no va de acuerdo a la ocasión, guardando las nociones de etiqueta.

“Vestirse bien" es un concepto muy subjetivo, porque generalmente se le aplica solo a las personas con un estilo clásico, que se van por lo seguro y arriesgan muy poco. Estoy segura de que mis compañeros de la universidad mirarían feo a más de una editora o estilista de moda. ¿Se visten mal? NO, tienen un estilo diferente, un sentido más elevado de la moda.

Por último, darles mi opinión sobre las misses, presentadoras, animadoras y demás figuras de la televisión venezolana: en su mayoría se visten demasiado mal, con diseños casi que cosidos al cuerpo (no sé cómo hacen para quitárselos). Tienen unos cuerpos ¿perfectos? y lo que desean es mostrar, al frente de cámaras e incluso detrás de ellas.

Actualización: En base a los comentarios recibidos en Instagram puedo rescatar que somos una sociedad a la que les gusta verse bien, o ser aceptados, pero en cuanto a ropa arriesga muy poco.

También es cierto que el contexto económico lo hace difícil para adquirir ropa. Pero también he observado que en las calles se hacen “virales" las tendencias y todo el mundo termina con los mismos zapatos, las mismas carteras, los mismos bodies. La oferta de ropa económica tampoco es buena, hay que buscar demasiado para hacerse con un buen outfit. Una vez un entrevistado me dijo que en Venezuela “la gente quiere ser", pero las opciones son reducidas.

Con tanta información hoy, hay errores que no se pueden seguir cometiendo, como el de no respetar las categorías al vestir, además tenemos opciones como los mercados de segunda mano y MercadoLibre que muchos subestiman.

Quiero leer tu opinión, acepto comentarios de todo tipo. ¿Has comparado a la población que se mueve en transporte público en Venezuela con la de otros países? ¿Cómo es el panorama afuera? ¿Nos vestimos demasiado bien los venezolanos?

Jessymar Daneau Tovar (@LeTroupeBlog)


You Might Also Like

0 comentarios